El escándalo de las apuestas de la Juventus

Métodos
Compartir entrada

El escándalo de las apuestas y amaño de partidos de la Juventus

Este caso fue muy conocido a nivel mundial por todos los aficionados del fútbol. Corría el año 2006 a mediados de Mayo, a Italia le estaba llendo muy bien internacionalmente en el deporte del balonpie, precisamente en este año Italia se coronó selección campeona del mundo. Cuando a todos nos agarró por sorpresa la noticia de que el equipo de fútbol Juventus se había visto involucrado en un escándalo de amaño de partidos al que se le conoció como Calciopoli.

En ese tiempo Luciano Moggi era el director del plantel y fue la mente detrás del amaño de partidos que involucraba a arbitraje como a equipos rivales para hacer que Juventus fuera campeón en las temporadas 2004-2005, 2005-2006 y a la vez lucrar en el mercado de las apuestas.

El resultado para la Juventus fue muy malo, pues los despojaron de los títulos de las temporadas 2004-2005 y 2005-2006, y también los mandaron a la segunda división de Italia, la serie B.

Incluso hoy, una década más tarde, muchos de los grandes talentos del fútbol tienden a rehuir de Italia, porque el espectro de la Calciopoli todavía gira sobre el fútbol del país. Cada vez que un equipo más pequeño lucha contra una de las mejores selecciones, o que un resultado tiene un gran impacto en la clasificación de la Serie A, muchos en todo el mundo bromean con que el juego fue arreglado, y muchos otros dicen lo mismo sin bromear sobre ello. Aunque la reputación de la liga no está tan manchada como antes, definitivamente no es saludable todavía, y no lo será por mucho tiempo.

Un aproximado de 300 partidos de fútbol de las mejores ligas de Europa son amañados, según los expertos. “Creemos que en Europa se fijan alrededor de 300 juegos al año”, dijo el director de integridad de Sportradar, una empresa que monitorea más de 30.000 juegos en toda Europa en busca de señales de patrones de apuestas que puedan indicar que un juego está fijado.

La razón por la cual tocamos este tema en la sección de métodos es debido a que nosotros siempre recalcamos que hay muchos factores en juego pueden afectar nuestras apuestas del fútbol. Muchos factores que no podemos saber que sucederán como puede también serlo un error arbitral. ¿Cuántas veces no nos ha sucedido que apostamos a un equipo muy fuerte contra un equipo muy débil y el primero termina perdiendo? A menudo cuando un equipo muy fuerte se enfrenta a uno débil, estos prueban alineaciones con jugadores suplentes para probar estrategias o para que los titulares descansen. Los partidos rompequinielas siempre van a existir y es importante poder identificar cuáles pueden serlo.

¿Cómo identificas si un partido ha sido arreglado?

Los goles ocurrirán en el momento más inimaginable como dentro de 30 segundos o 3 minutos de comenzar el partido.

Preste atención a la velocidad de los jugadores de ambos equipos. El equipo que pierda tenderá a correr a un ritmo más lento que el rival. Menos determinación para ganar.

Otro punto a tener en cuenta es el equipo que se amaña para ganar, que será proactivo y luchará con todas sus fuerzas para llegar a la pelota. Mientras que, el que se amañó para perder se perderá incluso pulgadas por delante del poste de la portería. A veces, el equipo que está a punto de perder, incluso marcará para el siguiente equipo que sea el gol en propia meta, o parecerán desorganizados en la defensa, sin hacer ningún esfuerzo por detener el ataque.

La decisión del entrenador de retirar a los jugadores clave del equipo sustituyendo a un jugador menos superior. Piense en esto: ¿por qué un entrenador eliminaría a ese delantero clave que acaba de marcar el gol decisivo y trataría de defender bien la ventaja de un gol en los primeros 50 o 60 minutos? Sin embargo, puede estar justificado si el jugador está sufriendo una lesión.

Decisión arbitral injusta. Los goles legítimos se marcan como fuera de juego, o un penalti claro que no es marcado por los árbitros, son signos comunes de partidos arreglados. Dar una sanción innecesaria a un equipo que cuando no hay una falta clara.

¿Qué hacer cuando se sospecha que un partido está amañado?

Evite apostar a este partido. Trate de observar la primera mitad antes de apostar, es aconsejable apostar durante la segunda mitad cuando ya tenemos una mejor percepción del encuentro.

No confíe en lo que ve en la primera mitad, ya que lo que es obvio es a menudo una trampa. Por ejemplo, un equipo puede tener muchas oportunidades de ataque en la primera mitad a través de tiros libres, saques de esquina, etc. Pero durante la segunda mitad pueden recibir un gol y perder el partido!

Los momios a menudo se establecen de una manera para atrapar a los jugadores novatos, así que trata de ponerte en el lugar de un corredor de apuestas y verás una imagen mucho más clara.

En la actualidad ya no es tan necesario que un partido en el que hay apuestas de por medio sea arreglado de manera que el marcador favorezca a un equipo. Las casas de apuestas ya ofrecen muchas más opciones para apostar tu dinero como el total de tiros de esquina, jugador que más corrió, o el número de tarjetas amarillas y rojas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *